Todos tenemos parientes que no soportamos y aprender a lidiar con ellos puede resultar bastante complicado. La clave es mantener la calma. La mayoría de las veces, esos familiares que te desesperan por completo no son conscientes al hacerlo.

Hoy te daremos algunos consejos para poder sobrellevar a esos parientes que quizás en este momento ya te estén sacando un poco de quicio.

Establece límites con tus parientes.

Es muy importante definir límites para cualquier relación. Debes de dejar siempre en claro que cosas son aceptables para ti y si tus limites son traspasados, y la otra persona no percibe lo inapropiado de su conducta ni tus insinuaciones al respecto, debes dar un paso adelante y marcar claramente tu posición.

Declara con voz firme los límites que deseas que se respeten.

Dialogar sobre tus decisiones puede ayudar a que parientes que no te toman en serio deban reaccionar ante una exposición madura de tus ideas y lo inadecuado de sus actitudes. Quizá tengan una reacción de sorpresa, fingiendo indignación porque marcas sus límites, pero deberán aceptarlo si te mantienes firme.

Asegúrate de que tus límites se respeten.

Debes adoptar actitudes y acciones que refuercen el carácter definitivo de tu decisión. Claro está, al principio puedes mostrar una firmeza muy comprensiva, intentando explicar la situación a un pariente que quizá no estaba consciente de lo mucho que sus acciones te molestaban. Pero si ves que tu familiar no reacciona a esta imposición amable, quizá es tiempo de tomar medidas drásticas. Dile que para continuar la relación deberán de entrar en un período de prueba de 30 días, en los que deberá respetar por completo las nuevas reglas de convivencia que tú le has manifestado. Cualquier acción que no respete el acuerdo durante ese tiempo, ocasionará que tú bloquees a esa persona por completo de tu vida durante 30 días: no le abrirás la puerta, no responderás a sus llamadas ni aceptarás contactarlo por cualquier medio. Debes mantenerte extremadamente firme para que al término de los 30 días haya entendido el mensaje y puedan comenzar un nuevo período de prueba, para ver si esta vez es capaz de respetar el acuerdo de convivencia durante los 30 días completos.

No te dejes manipular ni afectado por la culpa

Quizás en algún punto de tu proceso lidiando con ese familiar conflictivo, es probable que él intente hacerte sentir culpable. Debes impedir que este sentimiento se apodere de ti en lo más mínimo. Hazle preguntas como “¿de verdad quieres hacerme sentir culpable por esto?. Muchas veces provocar culpa es el último recurso de alguien que se siente por completo desesperanzado en todas sus relaciones: ayudar a tu pariente a superar ese sentimiento puede ser el principio para recuperar la relación.

Apoya y aconseja a tu pareja

Cuando veas que este patrón de comportamiento no te está afectando a ti sino, por ejemplo, a tu pareja, debes entender que no tienes la misma libertad para lidiar con los que son sus parientes y no tuyos. Lo que debes hacer es ayudar a tu pareja para que se arme de valor y aprenda a establecer sus propios límites. Tú debes apoyarla en todo momento y secundar sus decisiones, haciéndole ver claro a sus parientes que los dos como pareja se alejarán si no respetan sus derechos de un espacio propio. Quizá tu pareja en un principio se alarme ante tus sugerencias y se muestre ofendida ante la idea de imponer términos a sus parientes, por más molestos que los encuentre; pero si abordas el tema con paciencia y delicadeza, te lo agradecerá con el tiempo.

© 2017 - Clinica ANDROMED diseñado por BM Perú

Para Solicitar Cita +51 1 224-4105