La infidelidad es un tema que pasa muy seguido en esta sociedad moderna, puede conllevar muchos factores, pero lo que muchos se preguntan es ¿Cómo es la sexualidad en una pareja luego de una crisis de infidelidad?

¿Es posible volver a empezar y perdonar una infidelidad?

Cuando hay verdadero amor, el perdón verdadero es algo que se logra dar pero que a la vez hay que ganárselo, pero esta capacidad de perdón tiene que ser absolutamente clara y verdadera. No se trata de un “te perdono por ahora y cada tanto te lo saco en cara”. Un “te perdono” significa un “te perdono, pues mi autoestima no está dañada”, que es lo que pasa fundamentalmente en las infidelidades: el engañado se siente muy herido en su autoestima. La capacidad de perdón es fundamental. Si no hay perdón, no hay posibilidad de reconstrucción ni de hacer nada.

¿Y cómo saber si realmente se ha perdonado una infidelidad o no?

Cuando podemos desnudarnos en una conversación y aceptar la posibilidad de ver tanto si el otro me reelige a mí, como si yo reelijo al otro. Si no se habla más del tema, lo más probable es que se haya hecho la peor de las maniobras. No hablar es lo peor que le puede pasar a una pareja después de cualquier situación de crisis.

Siempre lo no hablado es pasible de fantasías terroríficas. Y si solos no lo pueden hacer, es el momento de recurrir a un especialista en terapia de pareja.

Entre las muchas cosas que la pareja tendrá que conversar, un tópico importante será qué les pasa a ellos en la intimidad: qué les ha sucedido, qué cosas dejaron de hacer. Esto no tiene que ver sólo con la sexualidad entendida como genitalidad, sino con qué cosas me dejaron de importar, cómo descuidé mi aspecto, cómo he dejado de seducirlo/a, cómo ha dejado de seducirme. Hay dos columnas que sostienen la sexualidad básicamente: el erotismo y la seducción. Cuando esas columnas no están presentes, aparecen los problemas de sexualidad.

¿Cómo se puede conseguir reconquistar a la pareja después de la infidelidad?

Como dicen muchos, hay que esmerarse, hay que seducir, hay que agarrar todo nuestro Kamasutra mental, nuestros recuerdos y empezar a agradar, a seducirnos a nosotros mismos y a partir de ahí seducir al otro. Si yo no me gusto a mí mismo, difícilmente le guste al otro, pero si me paro frente al espejo y digo: “estoy bien, me visto bien, me siento bien”, seguramente esto le va a agradar al otro.

 

¿Es bueno o saludable preguntar cómo era el sexo con el amante, para mejorar en la intimidad de la pareja?

Eso es algo que jamás debe hacerse. No se pregunta nada. De eso no se habla. No sirve de nada investigar: eso dejémoslo para los investigadores o para los abogados. A los efectos de la pareja, destruye: no sirve de nada.

No hay que saber todo. Cada cuerpo es diferente, cada piel es diferente, cada ser humano es distinto, entonces no podemos trasladar lo que se sintió en otra situación a la pareja puntual. Además, no olvidemos que, si uno tiene un amante, todo es fantástico y maravilloso; sino no existiría el amante.

¿Cómo debo empezar a trabajar la recuperación de mi pareja?

Con técnicas específicas: conversaciones, pactos, nuevos acuerdos de mínimas cosas. Con una revalorización y una reelección, si cabe, del otro. La conversación es fundamental: hay que hablar, romper el silencio, hablar de nosotros, de hoy para adelante,

Tomar conciencia de la necesidad de tener momentos de intimidad y que estos son sagrados: hay que instituirlos como si fueran cumpleaños, una vez por semana y agendarlos en un espacio grande.

¿Qué pasa con la sexualidad en la pareja después de una infidelidad?

Seguramente será diferente. Si ambos no la ven, la crisis no sirvió para nada: no se aprendió. El deseo sexual —aquello en lo que, por lo general, se produce una disminución— empieza a reflotar. Se deben hacen cosas diferentes: una cena distinta, velas, una flor, un llamado, u mensajito, un e-mail, un lindo beso cuando nos despedimos a la mañana. Detalles, toques que van incrementando y despertando el deseo sexual que se despierta en nuestro órgano sexual más importante: la cabeza.

CategorySexualidad

© 2017 - Clinica ANDROMED diseñado por BM Perú

Para Solicitar Cita +51 1 224-4105